La máscara de pestañas es un elemento esencial en la rutina de maquillaje de muchas personas. Puede transformar tu mirada, hacer que tus ojos parezcan más grandes y tus pestañas más largas y voluminosas. Pero, ¿alguna vez has terminado con grumos, manchas o pestañas que parecen patas de araña después de aplicarla? No estás solo. 

Todos cometemos errores al aplicar la máscara de pestañas, pero la buena noticia es que son fáciles de corregir. En este artículo, vamos a analizar los errores más comunes al usar máscara de pestañas y cómo puedes evitarlos.

Los errores más comunes cuando usamos la máscara de pestañas

1. Aplicar Demasiadas Capas de Máscara

Cuando hablamos de máscara de pestañas, menos es definitivamente más. Una capa de máscara bien aplicada puede hacer maravillas, pero aplicar capas y capas puede conducir a las temidas «pestañas de araña». 

Estas pestañas pegajosas y grumosas son el resultado de una sobrecarga de producto. La clave para evitar esto es aplicar de dos a tres capas como máximo y esperar que cada capa se seque completamente antes de aplicar la siguiente. Recuerda, no se trata de cuánto producto aplicas, sino de cómo lo aplicas.

2. No Limpiar el Exceso de Máscara del Cepillo

La mayoría de las máscaras de pestañas tienden a tener mucho producto en el cepillo, especialmente cuando son nuevas. Si aplicas la máscara directamente desde el tubo, es probable que termines con grumos. 

Para evitar esto, retira suavemente el exceso de producto del cepillo con un pañuelo antes de cada aplicación. Esto te permitirá distribuir el producto de manera más uniforme en tus pestañas.

3. Usar Máscara de Pestañas Antigua

Al igual que los alimentos, los cosméticos también tienen una fecha de caducidad. La máscara de pestañas, en particular, tiene una vida útil de sólo tres a seis meses. Con el tiempo, el producto se seca, se vuelve grumoso y es más difícil de aplicar de manera uniforme. 

Además, el tubo de máscara puede convertirse en un caldo de cultivo para bacterias, lo cual puede provocar infecciones oculares. Asegúrate de reemplazar tu máscara regularmente para mantener tus ojos sanos y tu maquillaje impecable.

4. Ignorar la Base de las Pestañas

Uno de los errores más comunes al aplicar la máscara de pestañas es ignorar la base de las pestañas. Algunas personas se centran demasiado en las puntas de las pestañas, pero la base es donde realmente necesitas el producto para lograr un look voluminoso y definido. 

Al aplicar, coloca el cepillo en la base de las pestañas y muévelo en un movimiento de zigzag mientras avanzas hacia las puntas. Este método garantizará que cada pestaña esté completamente cubierta.

5. Olvidar las Pestañas Inferiores

No se debe subestimar el poder de las pestañas inferiores a la hora de completar tu look. Aplicar máscara de pestañas en las pestañas inferiores puede ayudar a abrir tus ojos y hacer que parezcan más grandes. 

Sin embargo, debido a que son más cortas y más finas que las pestañas superiores, también son más propensas a grumos y borrones. La clave es aplicar menos producto y usar un cepillo más pequeño o incluso un cepillo de pestañas limpio para separar y definir las pestañas inferiores.

La aplicación de la máscara de pestañas puede parecer un desafío, pero con estos consejos podrás evitar los errores más comunes y conseguir unas pestañas de ensueño. Y recuerda, la práctica hace al maestro. Así que sigue practicando y experimentando hasta que encuentres la técnica que mejor funcione para ti.

Pero si lo que buscas es un aspecto profesional, nuestro centro de estética en Barcelona te ofrece una amplia gama de servicios para cejas y pestañas, desde el lifting y tintado de pestañas hasta la microblading de cejas. Pide tu cita hoy mismo y deja que nuestros expertos te ayuden a realzar tu belleza natural de la mejor manera posible.

Abrir chat
Gracias por contactarnos. Si quieres leer nuestra política de privacidad, puedes hacer clic aquí